22 dic. 2012

Las 6 especies más abundantes en la “fauna” de las relaciones públicas

En las relaciones públicas, como en otros sectores, hay todo tipo de estereotipos. Y aunque buena parte de ellos no son ciertos, unos pocos sí se ajustan más o menos a la realidad. Para retratar la “fauna” de las relaciones públicas, Dorothy Crenshaw se vale en Ragan.com de los siguientes “especímenes”. ¿Se reconoce en alguno de ellos?
1. El adicto al estrés
Es el clásico personaje que podemos encontrar en las agencias de relaciones públicas. El adicto al estrés en un apasionado del cambio constante, de los objetivos y de los fechas límite apuradas al máximo.
3. El “nerd” de las palabras
La “fauna” de las relaciones públicas está llena de “nerds” de las palabras, probablemente porque muchos profesionales de esta disciplina se inician en el mundo del periodismo. A los “nerds” de las palabras les encanta el lenguaje y disfrutan publicando posts en blogs y notas de prensa.
3. El buitre de la cultura pop
Para este tipo de profesionales de las relaciones públicas, el éxito creativo y la satisfacción profesional son virtual imposibles de concebir sin pasión por las novedades. Por eso, el buitre de la cultura pop está siempre ojo avizor y no pierde nunca detalle de lo que está de moda, de aquello de lo que todo el mundo habla, para reciclarlo en su profesión.
4. El trabajador en red
Para el trabajador en red, sus contactos lo son todo para prosperar en su profesión. Varios grados de separación no son nunca un impedimento para él a la hora de identificar nuevas oportunidades de negocio.
5. Los evangelistas
Los evangelistas creen genuinamente en las promesas, las ventajas y los avances que sus clientes brindan al consumidor y son a menudo percibidos como “predicadores” y “apóstoles” de las marcas.
6. El perseverante
Como su propio nombre indica, el perseverante nunca se rinde. No se arredra ante la palabra “no”, tan frecuente en la profesión de las relaciones públicas, y sigue adelante sin que esto se convierta en un obstáculo para llegar a la meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario