2 dic. 2012

“Logos calvos”: cuando la publicidad no tiene un pelo de tonta...

Brandon Chicotsky es un emprendedor afincado en Texas que está decidido a poner de moda a los calvos en la publicidad. Su compañía, bautizada con el nombre de “Bald Logo” (Logo calvo), ofrece cabezas calvas como soporte publicitario para las marcas.

Sus clientes pagan a Chicotsky 320 dólares al día por pasearse por las calles con el logo de sus marcas temporalmente tatuadas en su cabeza o en la de sus empleados.

Para lograr que esta forma de hacer publicidad logre la máxima exposición posible, los “ángeles calvos” de “Bald Logo” van acompañados de dos actrices que portan señales y banderas haciendo promoción de las marcas anunciantes y de un tercer actor desfilando con un traje de elastano de cuerpo entero.

Además, y con el objetivo de lograr la mayor atención posible, “Bald Logo” tiene la intención de contratar a un equipo de cámaras que siga a sus empleados a todas partes.

Chicotsky asegura en declaraciones de The Daily News que desde que abrió su negocio el mes ha recibido multitud de solicitudes de empresas locales y que tiene ya planes de expansión para su compañía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario